James Womack y Daniel Jones acuñaron por primera vez el término “Lean” en su libro sobre el Sistema de Producción de Toyota (TPS), LA MÁQUINA QUE CAMBIÓ EL MUNDO en los años 80.

Lean salío de la manufactura de carros, pero hoy sus aplicaciones han trascendido con éxito en todo tipo de organizaciones, y en todas lás áreas de una empresa.

Lean es una filosofía de gestión, compuesta por un conjunto de conceptos, principios y herramientas, usadas para maximizar el valor al cliente. Utilizando el mínimo de recursos (eliminando desperdicios) y aprovechando al máximo el conocimiento y capacidad de las personas.

Una compañía que opera según los principios del pensamiento Lean entiende qué es valor para sus clientes y enfoca sus procesos clave para aumentarlo continuamente. Elimina desperdicios a lo largo de flujos de valor, en lugar de sólo hacerlo en puntos aislados. 
 
Crea procesos que requieren menos esfuerzo humano, menos espacio, menos capital y menos tiempo para fabricar productos y servicios a costos mucho menores y con muchos menos defectos.
 
Utiliza para todo lo anterior los talentos de las personas en todos los niveles.

En 1996 James P. Womack y Daniel T. Jones publicaron el libro “Lean Thinking
en el que introdujeron los 5 principios básicos Lean