Cómo mostrar respeto en una pandemia - Lean Institute Colombia

Cómo mostrar respeto durante una pandemia

por: Katrina Appell


Como practicantes de Lean, a menudo hablamos o escuchamos sobre el respeto a las personas, pero no tenemos una comprensión común de lo que significa. Mucha gente cree que se trata de ser amable, lo cual es esencial, pero sólo araña la superficie de lo que significa el respeto por las personas y el papel que desempeña para garantizar que las personas estén satisfechas y tengan un alto rendimiento. Los principios rectores de Toyota Way 2001 definen el respeto por las personas como algo que incluye tanto el respeto como el trabajo en equipo:

  • Respeto: Respetamos a los demás, nos esforzamos por entendernos, asumimos la responsabilidad y hacemos todo lo posible por generar confianza mutua.
  • Trabajo en equipo: Estimulamos el crecimiento personal y profesional, compartimos las oportunidades de desarrollo y maximizamos el rendimiento individual y del equipo.

El riesgo que corren los líderes que interpretan erróneamente que mostrar respeto es ser amable es que no darán a las personas la retroalimentación que necesitan para aprender y mejorar. No ofrecer un feedback correctivo honesto no está en consonancia con el principio de trabajo en equipo que permite a las personas desarrollarse y maximizar su rendimiento. Para mostrar respeto a la hora de ofrecer una retroalimentación crítica, los líderes deben primero tratar de entender la situación. Un líder muestra respeto y enriquece la oportunidad de aprendizaje al preguntar a una persona sobre un problema o proyecto. Con el tiempo, estas interacciones proporcionan el entorno que desarrolla las capacidades de una persona, lo que a su vez maximiza el rendimiento individual y del equipo.

Aun así, mostrar respeto puede ser un reto en condiciones empresariales normales, pero durante una pandemia puede ser especialmente difícil. Pensar en la jerarquía de necesidades de Maslow puede ser un marco útil para afrontar ese reto. 

Un marco para entender las necesidades

Si la base para mostrar respeto por las personas es comprender su situación actual y su preparación para el crecimiento, la jerarquía de necesidades de Maslow ofrece un marco que puede ayudarle a evaluarla.

Jerarquía de necesidades de Maslow (1943)

Este marco ilustra que las personas necesitan tener satisfechas sus necesidades básicas (en la parte inferior de la pirámide) antes de estar en condiciones de centrarse en intentar satisfacer las necesidades asociadas al aprendizaje y el desarrollo (en la parte superior de la pirámide). Una vez satisfechas nuestras necesidades fisiológicas básicas (comida, agua, calor y descanso), podemos empezar a centrarnos en satisfacer nuestra necesidad de seguridad. Una vez que sabemos que estamos a salvo, podemos satisfacer nuestras necesidades psicológicas de pertenencia, amor y estima. Obtenemos pertenencia y amor a través de nuestras relaciones con la gente y estima a través de lo que logramos. Cuando estas necesidades están satisfechas, podemos dirigir nuestra atención a la autorrealización, nuestra necesidad de alcanzar la autorrealización mediante el logro de nuestro pleno potencial, que incluye la participación en actividades creativas.

Buscar la comprensión

El pensamiento Lean es un sistema diseñado para apoyar a las personas que han satisfecho sus necesidades básicas y psicológicas y pueden centrarse en sus necesidades de autorrealización. Antes de la pandemia, la mayoría de las personas, pero no todas, tenían sus necesidades básicas cubiertas. Nuestra nueva realidad nos ha obligado a muchos a volver a centrarnos en la satisfacción de nuestras necesidades básicas. Algunos hemos tenido la suerte de poder recalibrar con relativa rapidez, lo que nos permite centrarnos en la autorrealización y el crecimiento. Pero otros, quizás muchas personas a las que diriges, siguen trabajando para satisfacer sus necesidades básicas o psicológicas.

Para complicar aún más la situación, es probable que las personas oscilen entre la capacidad de centrarse en el crecimiento y la necesidad de centrarse en las necesidades psicológicas y básicas mientras navegamos por esta pandemia.

Dirigir con respeto en este entorno requiere reconocer que las personas probablemente se encuentren en un espacio diferente al que tenían hace un par de meses y ajustar la forma de interactuar con ellas. También puede ser útil darse cuenta de que cuando la gente se resiste a tomar medidas en relación con los comentarios, a menudo está preocupada por satisfacer sus necesidades básicas. No puedes centrarte en las medidas de seguridad de la sanidad pública si no puedes permitirte comer. Si crees que quedarte en casa es una reacción exagerada a la pandemia, seguirás socializando para satisfacer tus necesidades psicológicas. Tomarse el tiempo para tratar de entender las necesidades de alguien es la forma en que los líderes muestran respeto por ellos.

Durante la transición a nuestra nueva normalidad, los líderes deben reconocer que no tienen ni idea de cómo está afectando esta pandemia a su plantilla. Es mejor asumir que están preocupados por satisfacer sus necesidades básicas y psicológicas, lo cual es especialmente crítico ya que estamos interactuando más virtualmente. Las interacciones en línea pueden dificultar la comunicación y los esfuerzos por comprender lo que están pasando los demás. Cuando estábamos en el mismo centro antes de la pandemia, teníamos más oportunidades de reunirnos en torno a la cafetera o el refrigerador de agua para mantener conversaciones informales que nos facilitaran saber cómo se encuentran los demás. Ahora, aunque estemos en el mismo centro, mientras intentamos mantener dos metros de distancia física, esas mismas conversaciones no se producen.

No es necesario que arregles los problemas de la gente, pero sí que crees un entorno que permita a las personas compartir su situación y que demuestre que te importa. Puede ser tan sencillo como preguntar a la gente cómo se encuentra, siempre que lo hagas con autenticidad y respondas con atención. Pregúntales sobre sus preocupaciones y cómo puedes apoyarles. Recuerde, especialmente ahora, durante la pandemia, que las necesidades de los empleados no empiezan y terminan en el entorno laboral. Pregunte sobre lo que ocurre con su familia, sus amigos y su comunidad. Pregunte cómo les ha afectado la pandemia y su capacidad para satisfacer sus necesidades.

Cuente y muestre a la gente lo que está haciendo

Si hay un momento para comunicar en exceso y ser transparente, ese momento es ahora. Si no le muestra a la gente, incluyendo a los empleados, clientes y proveedores, lo que está haciendo para mantenerlos seguros, probablemente asumirán que no está haciendo nada. Considere:

¿Ha preguntado a la gente cómo está soportando las tensiones provocadas por la pandemia?

¿ha creado condiciones que permitan una distancia física de dos metros en todo el lugar de trabajo?

¿ha puesto a disposición el equipo de protección personal?

¿ha puesto en marcha otras medidas de seguridad?

¿ha compartido lo que ha hecho y lo que no ha hecho para garantizar la seguridad de los empleados, los clientes y los proveedores?

¿ha explicado los motivos de sus decisiones?

El respeto a las personas se demuestra compartiendo lo que se hace para mantenerlas seguras y mostrándoles que se preocupan por ellas como personas, no sólo como empleados.

Sólo cuando sepas que las personas están satisfaciendo sus necesidades básicas y psicológicas, deberás centrarte en ayudarles a conseguir su autorrealización apoyando su crecimiento. Llegar al lugar donde apoyar este crecimiento es la forma en que, en última instancia, queremos mostrar respeto, y está bien que muchas organizaciones y personas no sean capaces de hacerlo actualmente, ya que nos centramos en satisfacer nuestras necesidades básicas.

Fuente: Lean Post

Abrir chat