¡Inscripciones abiertas para el Lean Summit 2024!

Buscar
Close this search box.
Buscar
Close this search box.
/
/
Las personas son más importantes que la tecnología o la capacidad financiera

Las personas son más importantes que la tecnología o la capacidad financiera

¿Qué hace que una empresa sea más competitiva que sus competidores? Esta es una de las preguntas que se repiten más a menudo en materia de gestión.

Una respuesta frecuente apunta a las personas, que son un activo mucho más importante que la tecnología o la capacidad financiera. Son ellas las que diferencian a las organizaciones, innovando y sorprendiendo a los clientes.

Pero, ¿cuál es la capacidad esencial de las personas que una empresa debe cultivar y desarrollar?

El Lean Management tiene una respuesta clara: es la capacidad de aprender. Y eso depende esencialmente de procesos y entornos creados en la organización que propicien el aprendizaje, no sólo individual, sino también colectivo.

Por ejemplo, desarrollar un nuevo producto es básicamente un esfuerzo por conocer a los clientes, sus necesidades y las mejores formas de satisfacerlas. Mejorar un proceso depende de conocer sus características y cómo mejorarlas, con el fin de alcanzar determinados objetivos. Optimizar una cadena de suministro requiere conocer a los proveedores y todo lo que ocurre en el flujo de valor. Mejorar la gestión de personas implica comprender qué es importante e inspirador para cada persona.

Estas cuestiones se tratan a diario en todas las organizaciones. Sin embargo, en muchas de ellas se hace de forma aislada y desorganizada, pero no de forma acumulativa y progresiva. Si no se genera aprendizaje en estos procesos, los problemas se repetirán y acumularán, cada vez con peores consecuencias.

En el sistema Lean, aprender a aprender, a todos los niveles, es fundamental. Esto se hace mediante ciclos cortos PDCA, los famosos Planificar-Hacer-Verificar-Actuar.

Por eso el desarrollo de productos tiene lugar mediante frecuentes interacciones entre equipos multidisciplinares y con los clientes. La mejora de los procesos se produce con líderes que estimulan a las personas a exponer y resolver problemas. Las mejoras de la cadena de suministro se realizan con la intensa participación de los proveedores estratégicos, incorporando sus conocimientos específicos. La gestión de las personas ocurre principalmente en el lugar de trabajo, a través de la interacción diaria de los líderes con los equipos.

La filosofía Lean se basa en los principios desarrollados por Toyota, que originalmente se llamó TPS – Toyota Production System. No es de extrañar que muchos se refieran al TPS como Thinking Process System (Sistema de Proceso de Pensamiento).

Dirigir una empresa implica resolver problemas todos los días, desde los estratégicos hasta las pequeñas desviaciones operativas. La capacidad de aprender rápidamente, en cada ciclo, es lo que garantiza el progreso continuo.

Autor: Flávio Augusto PicchiFecha de Publicación 6/07/23

Próximos eventos
Libros para ti

Suscríbete a nuestro newsletter