Cambios en la manera de trabajar - Lean Institute Colombia
Por Angélica Ma. Gutiérrez. Gerente de Proyectos Lean Institute Colombia

Ayer hablé con una amiga sobre cómo estaba yendo su trabajo. Desde la semana pasada había estado trabajando en casa (como muchos de nosotros). Era la primera vez para ella y sus compañeros de oficina.

Lo que me llamó la atención es que me dijo que le había quedado una sensación rara sobre esto: “mi jefe nos pidió que mantuviéramos la cámara encendida todas las 8 horas de trabajo y solo usáramos el chat del grupo para tratar los temas, nada de chats persona a persona. ¿Eso es normal? Me sentí vigilada”.

Le pregunté a ella cómo era su jefe en la oficina (porque de esa respuesta dependía mi opinión). Me dijo que todo debía pasar por sus manos antes de salir del depto., que siempre quería estar enterado de los más mínimos detalles y no le gustaba que gente de otras áreas entrara en sus territorios. llluu

Entonces le dije a mi amiga que, su jefe entre otras, hacía una gestión de micro management y estar lejos de su equipo, sin verlos (físicamente), sin saber qué están haciendo o cómo lo están haciendo…seguramente le hace sentir inseguro y con miedo de perder el control y por eso les hacia mantener la cámara activa todo el día.

También le dije que no creo que el punto sea hablar de lo que es normal o anormal. Creo que el mundo cambió y después de estos días de cuarentena aún más y si no nos ponemos a prueba o nos desafiamos, entonces seremos los mismos de siempre. Buscando la manera de mantener nuestros viejos hábitos para tener el control, solo que ahora en el entorno digital.


Tal vez estarás de acuerdo conmigo en que una cosa es tener un día a la semana de home office y el resto en la oficina. Otra muy diferente es trabajar todos los días desde casa.

Es claro que este cambio no lo pedimos, muchos fueron “lanzados” a una nueva forma de trabajo remoto y no hubo espacio para entrenamiento, definir estándares, hacer pruebas. Como resultado de este cambio: nos podemos sentir raros, incómodos, inseguros y queriendo volver a lo que sabemos hacer.

Las dinámicas virtuales tienen otros ritmos… es mejor dejar de pensar en cómo controlar a la gente y mantenerlos ocupados, y aprovechar el tiempo para hablar de los nuevos problemas que han surgido con esta nueva forma de trabajar.

  • Define A3 para tratar esos problemas que deben cerrarse en corto tiempo.
  • Pregúntale a tu equipo cómo generar valor a tus clientes en esta situación.
  • Re piensa los flujos de información y productos.
  • Dedica un tiempo para explorar o hacer benchmarking sobre herramientas de trabajo virtual para equipos.
  • Abre el espacio para probar cosas nuevas.

No caigamos en la trampa de parecer “súper modernos” y usar las más recientes plataformas de gestión virtual, con un liderazgo de comando y control.  Si lo que pensamos nos cambia, estaremos condenados a parecernos al jefe de mi amiga.


Ahora es un buen momento para observarnos, mirar para adentro y ser conscientes de que el cambio desde todos los puntos de vista es necesario y de él podemos sacar maravillosos aprendizajes.

En la lejanía estrechemos los lazos, reforcemos la confianza en el otro, trabajemos juntos.

PIENSA Y PRACTICA LEAN

Abrir chat